19 oct. 2010

¿Comunicamos bien EUROPA?

Muchas veces decimos que las empresas privadas deberían ser gestionadas por empresas públicas, a veces las empresas públicas deberían ser gestionadas con criterios de empresas privadas, con el objetivo de obtener resultados. Creo que la difusión de la información de Europa y su Quinta Libertad por parte de sus responsables se debería medir igual que en una empresa privada, es decir, hay que analizar el esfuerzo y el ROI (retorno de la inversión), si no se queda en un cúmulo de palabras con buena intención pero de escasa repercusión en la sociedad real. El problema no es el mensaje, ni siquiera son los medios, si no su difusión, que no llega.

HECHO: en el colegio de mis hijos (primaria) para celebrar el día de Europa el curso pasado les dieron un folio con un crucigrama y en 3-4 líneas lo que significaba Europa y su Historia, pero con una terminología ininteligible para niños de esas edades. En cambio, la UE dispone de material audiovisual (en castellano y gratuito) que explica muy bien y mediante dibujos animados todo lo que significa Europa, como el Rincón del Profesor, un recurso didáctico sobre Europa y sus Instituciones. ¿Por qué no llega todo eso al cole de mis hijos? ¿cómo podríamos difundir todo este conocimiento en los colegios?. Difundir la idea de Europa entre los niños que mañana serán nuestros médicos, cocineros, abogados, carpinteros...es fundamental y estamos ya perdiendo un tiempo maravilloso. Nuestros políticos no pueden seguir dejándonos palabras de buenas intenciones en entrevistas y actos de precampaña y mientras seguir de brazos cruzados en la difusión de Europa, este es otro HECHO.

HECHO, la iniciativa de las consultas públicas a la ciudadanía tienen tan escasa repercusión y difusión entre los ciudadanos, que apenas se cuenta con la participación de unas decenas de ciudadanos en cada consulta (a veces ni eso). Debería preocupar a los responsables de estas consultas populares la escasa participación ciudadana. Así que no creo que se esté haciendo todo lo posible por difundir la idea de Europa, o la participación ciudadana en este caso, por lo menos no como se haría en una empresa privada en la que se analiza la inversión y el éxito de una campaña de publicidad y recogida de datos. No se si estoy equivocada, pero está todavía pendiente de demostrar la comunicación de Europa con y para el ciudadano.
Enlace consultas públicas Unión Europea:  "Tu Voz en Europa" AQUI.
Contamos con numerosas instituciones nacionales que tienen como misión difundir la idea de Europa, pero gestionadas como un proyecto político y social, no como un instrumento creado para conseguir unos resultados: acercar al ciudadano a las Instituciones de la Unión Europea. Al igual que las leyes que se aprueban en Europa, estas Instituciones deberían ir acompañadas de un proyecto de inversión y de resultados que se esperan obtener, a corto, medio y largo plazo (desconozco si esto se hace, a tenor de los resultados). Coordinar en distintas áreas: educación, medio ambiente, sanidad, comercio, juventud, inmigración, Turismo..., todo lo que se puede conseguir aunando esfuerzos. Son de agradecer programas reales para nuestros jóvenes como las becas Erasmus, el servicio europeo de voluntariado..., la página de información de Europa para niños: Eurochavales, o la iniciativa Juventud en Movimiento, entre otros, pero el conocimiento del entramado que forma Europa debe ser contabilizado y debe ser un objetivo prioritario para nuestros políticos, sus iniciativas, sus ventajas deben llegar a sus destinatarios y para que sea creíble debemos ver resultados. En una empresa privada el análisis de datos en fundamental para obtener "beneficios" de la inversión.

 
HECHO: el mundo empresarial es un gran desconocido de Europa. Un gran mercado que parece haberse construido por y para las grandes empresas, con escasa repercusión de lo que puede ofrecer Europa al pequeño comercio. Existe una interesante iniciativa europea: El Portal Europeo para las Pyme, recuperando la terminología del "Small is beautiful" o pensar primero a pequeña escala. Lástima que mucha de esa información esté sólo en ingles o francés, lo que dificulta a un comerciante acceder a ella. Aunque tampoco creo que esa información esté llegando a los comerciantes de mi ciudad, ni siquiera a la Cámara de Comercio de la misma. Os dejo el enlace del último informe del SBA (Small Business Act), donde se ve reflejado la incidencia del empleo que generan las Pyme en España: el 78%,  frente al 67,4 en la EU-27. De lo que podemos deducir claramente que el apoyo a las Pyme debería ser prioritario para reducir el desempleo. Es muy significativo que del total de empresas existentes en España, el 92,2% son microempresas (menos de 10 trabajadores), y sólo el 0,1% es gran empresa, en cambio, es ese 0,1% la que se está beneficiando de ese gran  Mercado Único creado en Europa, y esto debería ser explicado por nuestros políticos europeos, ¿cómo es posible?. Echo de menos en el informe la repercusión (datos) o incidencia de las Pyme en el Mercado Único, pero lo buscaré...

Hay mucho por hacer, y mucho por explicar, así que me niego a escuchar a nuestros políticos tirando balones fuera y explicando siempre las mismas cuatro ideas que una vez aprendieron de Europa, hay que cambiar el diálogo dando respuestas y soluciones. Yo quiero resultados: en el cole de mis hijos, en el comercio de mi ciudad, en mi vida. Pero para eso, el primero que se debe arremangar y participar tiene que ser un@ mism@. 

2 comentarios:

Rui Ribeiro dijo...

Me gustaria poder participar como europeo en consultas menos técnicas y más humanas. La burocracia es aburrida, aunque no por ello no sea importante. Conciliación de la vida familiar, reforma laboral, pensiones, salud, educación, seguridad, política exterior. Parecen temas circunscritos al ámbito nacional, aunque quizás no sea del todo cierto. Los estados han sabido canalizar la atención de los ciudadanos cómo aquellos que influyen en Europa por ellos en los asuntos importantes ¿Cómo no participar en temas transcendentes, que una persona de a pié sea capaz de entender, y que afecte de forma directa el vivir de toda la ciudadanía de un continente? Mi sentido de responsabilidad por la comunidad me obligaría a ello en ese caso.

Rui Ribeiro dijo...

Tienes razón Yolanda. No debemos simplemente quejarnos y no hacer nada. Debemos aprovechar las herramientas disponibles para aportar nuestro granito de arena. He entrado en el portal "Tu voz en Europa" y he participado en una consulta. Quisiera agradecerte que lo hayas publicado en tu blog y que me incentivaras a ello con tu publicación. Seguiré participando y animo a que los demás también sean partícipes en este proyecto. Para que nuestra voz se escuche es fundamental hablar.