21 sept. 2010

¿Porqué todos acaban "vendiéndose"?

El artículo publicado por El País titulado "Europa zozobra" dice todo lo que muchos sentimos y pensamos sobre la deportación masiva de ciudadanos rumanos y sobre la aptitud de nuestro presidente del gobierno al criticar exclusivamente los comentarios de la Comisaria de Justicia y Derechos Fundamentales, Viviane Reding, que las comparaba con las realizadas por los nazis en la II Guerra Mundial. En cambio nuestro presidente junto con la totalidad de Jefes de Estado aprobó las decisiones del presidente francés, demostrando una vez más, que en el juego de Europa, la igualdad, la solidaridad y la defensa de los Valores en los que se fundamenta los principios de la Unión Europea, es pura ficción.

Europa vive una ola de xenofobia y radicalismo alimentado por la aptitud de nuestros jefes de Estado, responsables en una gran medida de esos odios generalizados que se dan ya en toda Europa. Algo que podría convertirse en una semilla de fácil germinación en tiempos de crisis, la Historia nos lo ha demostrado, y la Comisaria europea de Derechos Humanas solo ponía la voz de alarma. Otra cosa es que sea mejor negarlo, taparse los ojos, como tantas veces hemos hecho a lo largo de la Historia reciente, y que hoy por hoy se siguen negando o mejor pedir perdón, que también es una solución a los horrores de aquellas cosas que se taparon evitando el escándalo. Está claro que nadie gobierna a largo plazo y que la solución de hoy será el problema del futuro. El futuro de nuestros hijos. Pero aquellos que hoy toman las decisiones ya no estarán, aunque las consecuencias tampoco las sufrirán ellos, si sus hijos, es la ironía del poder y la política del verdugo. 

 La Derecha triunfa por la ineficacia de la Izquierda, por la desilusión que genera, por la dualidad de políticas inidentificables, por el vaivén y las mentiras. Y es que no gana la Derecha, pierde la Izquierda.

Como no se me ocurre otra forma de demostrar mi repulsa e indignación por estos hechos, los comparo con dos fotografías que recordareis de nuestro actual presidente y del anterior, y me doy cuenta que nada ha cambiado, muy a nuestro pesar de aquellos que nos consideramos todavía, hoy por hoy, progresistas y solidarios:



...y es que, ¿porqué todos acaban vendiéndose...?

5 comentarios:

emilio dijo...

Hola Yolanda:
Con tu permiso, voy a publicar en Euroblog un enlace a tu post. Un saludo: emilio

Yolanda dijo...

Por supuesto que tienes mi permiso!
Un lujazo!
Saludos,
Yolanda

emilio dijo...

Bueno, ahora sí :)

PD. He estado buscando en tu blog un correo de contacto pero no consigo entrar porque me pide no sé que cosa...

Rui Ribeiro dijo...

Hay que seguir con la moral alta y no perder la esperanza a pesar de todo lo malo que vemos. Aunque no lo parezca las cosas van cambiando al ritmo de dos pasos para delante y uno para tras. A parte de votar está muy bien que expresemos nuestra indignación a los demás. Ellos también van tomando nota. Piensa que en general el mundo ha evolucionado a mejor, aunque a un paso lentisimo. Cabe a nosotros seguir firmes en nuestra esperanza y cambiar, al menos con la palabra, un poquito de nuestro planeta. Piensa que un poquito de muchos hace un montón. Te animo a seguir escribiendo y ¡no pierdas la esperanza de cambiar las cosas!
Un saludo. Rui

Yolanda Alfonso dijo...

A veces dudo de esa evolución...
Parece que tenemos que salir de casa con una coraza y la lanza para evitar lo que se nos viene encima cada día. Creo que debemos cambiar no solo con la palabra si no con nuestra aptitud, con nuestro ejemplo, pero también con nuestra repulsa hacia cada cosa que vemos mal, callarnos y pensar "total, a mí qué..." es un error que deberíamos empezar a corregir ya. La espiral de caída en la que esta sociedad ha llegado al consentirlo todo, la deberíamos de parar.
Por supuesto, la esperanza es lo último que se pierde,
Un saludo Rui.

Emilio, espero que recibieras ya mi correo.