1 nov. 2011

El futuro de la Unión Europea en manos de los ciudadanos griegos

El anuncio del primer ministro griego Papandreu de convocar un referéndum sobre el segundo rescate de la UE a Grecia, ha provocado no solo un tsunami informativo, sino también un auténtico tsunami social, y no solo entre los ciudadanos Griegos sino dentro y fuera de las fronteras europeas, y eso que esto no hace nada más que empezar. Las palabras caos, efecto dominó, ruina, cascada...asustan hasta a los más optimistas.

Los griegos miran a los europeos, estos a los americanos, que a su vez miran a los chinos, y estos devuelven la mirada a los europeos diciendo que ellos no pueden salvar a Europa, y es que aquí como en una partida de póker nadie se fia de nadie.
Las primeras reacciones de los políticos, los nuestros y los de fuera han sido de auténtico "pavor", ¿dejar que los ciudadanos opinen? ¿darle voz al "pueblo"?...¿pero en qué estará pensando este Papandreu?...nada menos que dejar que los ciudadanos elijan su destino...insólito!!!. Curioso que precisamente sea en Grecia, cuna de la civilización europea y origen del "demos" (pueblo) quien tenga ahora en sus manos el futuro de Europa, y el de sus ciudadanos ¿paradójico o reactivo?

El Tratado de Lisboa prevé (por primera vez en la Historia de la Unión), que un país se retire de la UE, y este referéndum podría ser el primer movimiento para una muy posible salida de Grecia del Euro y abandono de la Unión. Las consecuencias de un posible "no" las dejo a esos economistas tecnócratas que tanto hablan de soluciones por lo visto imposibles de imponer, pero lo que sí es seguro, y visto las primeras reacciones de todos los implicados (que somos todos) es de una caída en cascada, tal y como el primer ministro francés declaraba hace unos días, sus palabras exactas fueron "sin el acuerdo alcanzado por la UE sobre el rescate griego no solo Europa, sino todo el mundo hubiera ido hacia la catástrofe"...Horas después de alcanzar el acuerdo, Papandreu decide convocar un referéndum. Es posible que quiera dejar como decía al principio la opción a sus ciudadanos o también es posible que se haya visto en una situación de "ventaja" al verse un deudor tan potente, capaz de llevar al mundo entero a la ruina que haya decidido usar las técnicas del póker y haya querido "tirarse un farol", y lo que pretenda sea un rescate por un importe mayor, un juego sin duda peligroso, visto lo interrelacionado que está el mundo y su economía. Esta teoría es bastante probable sobre todo si observamos a quienes ha afectado más directamente la noticia en sus bolsas: Francia y Alemania.

Dejando atrás los reproches que hace unos días Sarkozy dirigía a los griegos, calificando de "error" la entrada de Grecia en la UE, es curioso que lo mismo a lo que se enfrentan los pequeños empresarios en su día a día lo veamos reflejado a nivel mundial, increíble la similitud de lo pequeño a lo grande. Y es que no hay cosa peor en los negocios que no conocer a tus socios y a tus deudores. Ahora de nada sirve buscar culpables, porque los culpables son la avaricia, la prepotencia, y la necesidad de hacer de Europa un Gran Bazar por encima de todo, por encima de sus ciudadanos y de la idea originaria de los creadores de la Unión Europea, fundada en valores comunes. Creo que deberían hacer una revisión de esos valores, para saber a qué atenernos, por lo tanto dejar que los ciudadanos opinemos sobre lo que queremos es lo mínimo que pueden hacer todos los políticos, y así cumplir con los principios democráticos en los que dice fundamentarse la UE: igualdad democrática, democracia representativa y democracia participativa.