15 feb. 2010

Segittur y el intervencionismo estatal en Turismo

La Sociedad Estatal para la Gestión de la Innovación y la Tecnología, S.A (SEGITTUR), tiene como objetivo "la promoción turística y la comercialización de los productos turísticos y servicios mediante el uso de las nuevas tecnologías, haciéndo especial hincapié en Internet". Esta es la definición extraida de su página web.
Entre uno de sus proyectos está el denominado Segitturreserve o Plataforma Tecnológica de Comercialización Turística, un proyecto basado en el desarrollo de una plataforma tecnológica en donde los agentes del sector turístico adheridos al sistema puedan gestionar la totalidad de su intervención a través de internet para ofrecerla tanto a operadores turísticos como a internautas directamente, bajo el "control y seguimiento" de SEGITTUR.
Este sistema "permitirá la creación de distintas centrales de reservas que podrán ser: asociaciones de proveedores, ayuntamientos, entidades privadas...". En definitiva esta plataforma pretende "resolver la gestión del negocio turístico, tanto desde el punto de vista del oferente de productos y servicios turísticos españoles, como de los consumidores", y esto en pocas palabras se denomina INTERVENCIÓN DEL ESTADO EN EL SECTOR PRIVADO, es decir el Estado se ha convertido en "comercializador turístico", amparado tras ese tupido velo llamado innovación.
La agricultura es otro sector con gran intervencionismo estatal, el Estado interviene procurando mejorar las condiciones generales de producción (enseñanza, investigación, modernización) o en ventas de productos (organización de mercados, regulaciones de precios...), aunque el Estado no se hace agricultor, como en nuestro Turismo.
¿Cuál es el problema? ¿porqué se permite que el Estado se haga "comercializador turístico", en un sector, ya de por sí "quemado", donde se promociona la venta directa a través de las nuevas tecnologías? ¿dónde están los Programas de apoyo a las PYME (95% del sector)? ¿es normal que se cree una plataforma en el que NO estan todos los agentes turísticos, ni se ha explicado, ni promocionado entre los interesados y/o afectados? ¿quién y dónde negocian los intereses de los agentes turísticos?
Segittur olvida que trabaja para el Estado, y que eso somos todos, los pequeños empresarios estamos deseosos de participar en un sector en donde cada vez son menos los actores, pero cada vez más poderosos.
 Tan importante es innovar como estudiar las consecuencias y efectos que estas innovaciones causarán en el sector, tan importante es invertir en Turismo como estudiar los beneficios que se obtendran de esa inversión, en términos humanos, económicos y laborales. Sin un estudio global y detallado de la inversión nos podemos encontrar como en este caso, que las consecuencias se traducen en destrucción de empleo sin reconversión, en un cambio de reglas sin prestar la más mínima atención ni a la legislación ni a las necesidades actuales. Inversión + destrucción de empleo = una mala inversión. Hay que darle la vuelta a esta ecuación: Inversión + reconversión de empleo y fomento de la inversión = una necesaria inversión.
La tecnología es un MEDIO, no un FIN, el promocionar el MEDIO olvidando el FIN no justifica el OLVIDO, en cambio SÍ justifica los sueldos de los nuevos intermediarios turísticos, que nada tienen que ver con el Turismo.

2 comentarios:

Aprendiz de Turista dijo...

Hola Yolanda,

muy interesante el artículo.. hasta dónde debe intervenir la administración... un tema muy delicado y complejo por el hecho que el sector turístico tradicionalmente ha tenido a la administración muy encima, seguramente aportando y realizando acciones que no le tocaban (ferias y demás). Pero como es un sector "transversal"... me apunto para volver a leer con mas calma tu blog.. saludos

Yolanda Alfonso Arenas dijo...

Hola "aprendiz",
Estoy de acuerdo contigo en que este tema es bastante delicado y complejo, pero una cosa es promoción del destino turístico y ayuda a todo un sector (que falta le hace), y otra muy distinta, en donde el límite es más claro (por lo menos yo lo veo así) es la comercialización del destino. Igual que la admon no se hace "agricultora" como en el ejemplo del post, la admon en Turismo sí interviene en ese punto, y comercializa.
¿Que cual es el problema? la NO concurrencia, la no participación de todos los interesados en un proyecto financiado con dinero público. ¿Cómo puede competir una PYME con este despliegue de medios? La complejidad, como apuntas, hace que no exista debate sobre este tema (de momento), para mi apasionante, y el desconocimiento de algo que suena a innovación no nos deja ver la realidad: INTERVENCIONISMO ESTATAL EN TURISMO.
Volveré a escribir sobre este tema (no me quiero extender más ahora), ya que España ha sido sancionada por los Tribunales Europeos de Justicia por casos similares (en otras materias), y es que nuestro país no entiende que para ser competitivos no se puede favorecer a unos sin perjudicar a otros, y que en la delgada línea entre público/privado el Estado debe ser muy cauto y no sobrepasar parcelas en las que los perjuicios son superiores a los beneficios.

Yo también me pasearé por tu blog, he visto post que me interesan mucho y espero participar alguna vez.

Saludos, de otra aprendiz que aspira a ser maestro algún día!!