17 jun. 2009

Turismo para Todos

En el cuento del Principito, de Antoine Saint-Exupéry sale la imagen de una lámina que representa una serpiente boa que se ha tragado a una fiera. Este es el dibujo:



En el libro decía: "Las serpientes boas se tragan su presa enteras, sin masticarlas. Luego no pueden moverse y duermen durante los seis meses que dura su digestión".

Eso es lo que pasa con la estacionalidad de nuestro Turismo, nos tragamos el beneficio de todo el año en tan sólo unos meses y buscar ideas que rompan la tendencia salvaje de nuestro depredador... no es tarea fácil, pero de eso se trata, de jugar a Principitos, no?

Sin duda, la coordinación, el diálogo y la colaboración entre las partes interesadas del sector es fundamental, ya que en el sector turístico hay una gran variedad de partícipes. Las autoridades públicas, tanto a nivel nacional, regional o local, deberían cooperar con el sector privado, pero esta colaboración debe hacerse siempre cumpliendo los principios de CONCURRENCIA y respetando siempre la raglamentación relativa a la contratación pública, en el que todos los ineteresados tengan las mismas oportunidades de participar en esas colaboraciones, para así evitar el amiguismo y se desvirtúe el objetivo. Permitir que estas iniciativas se resuelvan de otra forma es vulnerar un principio constitucional básico que no deberíamos permitir jamás.Para tomar decisiones eficaces en materia de Turismo, es fundamental disponer de datos. La creación de un sistema de elaboración de estadísticas detalladas en materia de Turismo contribuiría positivamente en el sector y aportaría información sobre tendencias y el impacto del Turismo sobre nuestra economía al resto de sectores.

Fomentar la participación y el diálogo de empresarios, en un marco que favorezca la comunicación y la puesta en marcha de iniciativas encaminadas a analizar nuestro mercado y sus demandas, estudio de las nuevas tendencias, los nuevos comportamientos de los turístas, analizar la demanda primero y posteriormente la oferta.
1. Estudio de nuevos mercados
2. Estudio de nuevos productos
Una vez definidos nuestra oferta y nuestra demanda, podremos ofrecer un "Turismo para Todos", ofreciendo alternativas para la creación de una oferta turística variada, incentivándola con la concesión de subvenciones cuando cumplan una misión social, como podría ser el Turísmo Ecológico (reestruturando el sector pesca, agricultura, etc), o promoviendo acciones encaminadas a fomentar los destinos rurales y reavivando las zonas más desfavorecidas.
El Turismo debe contribuir a la protección del medio ambiente: "Los productos turísticos que no contribuyan a la riqueza local desde el punto de vista económico, sociocultural y medioambiental" deberían carecer de legitimidad. (Si nos descuidamos, los baobas crecerán tanto que romperán nuestro planeta).

No olvidemos que el Principito, en su viaje entre planetas, se encontró a personajes extraños: el rey (sin súbditos), el vanidoso (sólo quería oir vanidades hacia su persona), el bebedor (quería olvidar que sentía vergüenza por beber), el hombre de negocios (el hombre serio que se dedicaba a contar estrellas y poseerlas porque siempre lo había hecho así), el geógrafo (que no tenía explorador), y por fin la Tierra.
Cuando el Principito llegó a la Tierra, se encontró en el desierto, no vio hombres, sólo se encontró su propio eco y pensó que los hombres carecían de imaginación por repetir siempre lo mismo, entonces el Principito echó de menos su pequeño planeta y se dió cuenta de que allí él era responsable de su rosa, para él única. El Principito descubrió la naturaleza del hombre:
- Los hombres de tu tierra -dijo el Principito- cultivan cinco mil rosas en un jardín y no encuentran lo que buscan.
- No lo encuentran nunca -le respondí- y sin embargo, lo que buscan podrían encontrarlo en una sola rosa o en un poco de agua...
-Sin duda, respondí. Y el Principito añadió.
-Pero los ojos son ciegos. Hay que buscar con el corazón.

Quizás la respuesta a la gran pregunta de la desestacionalización, se encuentre mucho más cerca, y que cada uno de nosotros de manera individual podamos contribuir a encontrarla, yo estoy feliz con mi rosa, cuidemos cada uno de la nuestra sin molestar a las demás, a veces en lo más simple está la respuesta.

No hay comentarios: